ITV previa a la matriculación

Todo vehículo de motor, sus remolques y semirremolques que vayan a ser matriculados deben corresponder a los tipos homologados en España o en un país de la Unión Europea o del EEE.
La homologación es el procedimiento por el que la Administración de un Estado certifica que un elemento de un vehículo, uno de sus sistemas o un vehículo en su conjunto se ajusta a lo exigido por las prescripciones técnicas respectivas.
El contenido de las citadas prescripciones técnicas, exige a los vehículos, a sus sistemas y a sus elementos que sean fabricados de tal modo que cumplan, básicamente, dos objetivos:

  • – Garantizar unos niveles mínimos de seguridad vial activa y pasiva tanto a los ocupantes de los vehículos como al resto de usuarios de la vía.
  • – Garantizar una adecuada protección medioambiental reduciendo al máximo la emisión de ruidos y de elementos contaminantes.

Para obtener la homologación el fabricante del elemento, del sistema o del vehículo solicita dicha certificación al Ministerio de Industria, Turismo y Comercio o a la autoridad competente de cada Estado miembro del Espacio Económico Europeo.

Éste comprueba que el elemento, sistema o vehículo cumple las prescripciones técnicas aplicables y concede la homologación con un documento en el que consta el código o contraseña que identifica la homologación.

Si el fabricante obtiene la homologación de tipo, es decir homologación referida a un tipo de vehículo determinado, quedará autorizado para expedir una tarjeta ITV por cada unidad que fabrique; dicha tarjeta ITV se denomina certificado de características técnicas si se refiere a un ciclomotor.
La tarjeta ITV así expedida por el fabricante certificará que el vehículo respectivo corresponde a un tipo ya homologado, razón por la que podrá ser matriculado en la Jefatura de Tráfico.

Existen determinados vehículos que no se encuentran homologados total o parcialmente por la Administración competente. Es por esto que deberán pasar una ITV previa a su matriculación para que la Administración compruebe que las características técnicas del vehículo responden a las prescripciones técnicas aplicables. Estos supuestos son:

  • Vehículos homologados incompletos
  • Vehículos no homologados
  • Vehículos matriculados en otro país
  • Vehículos usados procedentes de subastas oficiales realizadas en España
  • Vehículos nuevos adquiridos directamente en otro país
  • Vehículos cuyo titular solicite su catalogación como vehículo histórico
    1. – Uno de los requisitos exigidos para obtener dicha catalogación es el de superar una ITV con carácter previo a su matriculación en la Jefatura de Tráfico según lo exigido por el Reglamento de Vehículos Históricos aprobado por RD 1247/95 (BOE 9.08.95).