Itv Polanco en Cantabria

Consigue la cita previa en la ITV Polanco o infórmate de los horarios, teléfonos o el mapa ubicación. ¿Ya has estado? Anímate y comenta tu experiencia!! O si lo prefieres, valora la estación con un voto del 1 al 5. No es imprescindible solicita cita para pasar la inspección.


  • Teléfono:
    942 824 682
  • Horario
    de Lunes a Viernes de 8 a 21 horas
    Los Sábados 9 a 14 horas
  • Dirección:
    Polígono Industrial Requejada
    Parcela R-31
    39013 Polanco, Cantabria
  • Acceso a
    Las citas sólo para vehículos ligeros hasta 3.500 kg

Pasos a seguir al llegar a la estación
1º- Presentar en ventanilla la documentación necesaria. (Permiso de circulación, Tarjeta ITV, recibo del seguro)
2º- Pagar la tarifa correspondiente.
3º- Dirigirse a línea de inspección y seguir las indicaciones del Inspector.
4º- Una vez finalizada, esperar el resultado.
5º- Si ha sido favorable, nos devuelven los papeles sellados (en la Ficha Técnica anotan la fecha de la próxima revisión) y un adhesivo que debemos colocar en la zona superior derecha del parabrisas.
En caso de que sea desfavorable deberán subsanarse los defectos y presentar el vehículo en el mismo centro.

En el mapa puede ver la actual estación en Polanco (marcador azul) y las estaciones más cercanas (marcador rojo). A estas últimas puede acceder mediante el enlace a la derecha del mapa.

ITV Polanco

ITV muy MalaITV MalaITV NormalITV BuenaITV Excelente 11 Reseñas | Valoración de la ITV de usuarios itvcitaprevia.es
Loading...
Esta entrada fue publicada en Centros de ITV en Cantabria. Guarda el enlace permanente.

13 respuestas a Itv Polanco en Cantabria

  1. iñaki dijo:

    ¿Qué tal se portan en este centro con las motos? alguien que la haya pasado, podía comentar algo…

    • alberto dijo:

      Con las motos no lo se pero la verdad que con los coches por lo menos en mi caso muy bien, un trato correcto y muy muy rapido, en media hora listo,en comparacion con la de barros nada que ver. Aquí no hay que hacer eternas colas que llegan hasta la carretera, en mi opinión muy recomendable, la siguiente vez volveré.

  2. tania dijo:

    He llevado mi coche a pasar la revision la semana pasada, mi coche es de segunda mano y el anterior dueño cambió los amortiguadores de atrás por unos de alta calidad,después de pasar allí la revision durante dos años me dicen ahora que tengo que cambiar los amortiguadores e ir a la seat a que me hagan un papel, ya solo el papel me cuesta 100 euros más 300 de amortiguadores y mano de obra,total para poner al final unos peores de los que tenia. Y me dicen que si antes no me lo habian dicho seria porque no se habrian dado cuenta. Desde luego va a ser la última vez que vaya alli porque eso ya m parece putear a la gente, así va este maravilloso pais.

  3. juanjo dijo:

    Tania, pinta los amortiguadores del mismo color que el de serie. Mucha gente hace eso.

    • tania dijo:

      Gracias! el caso es que me piden un papel de la seat dando su aprobación, y la seat solo te da la aprobación poniendo los originales.

      • alfonso dijo:

        Lo que es una vergüenza que haya coches que van hasta con las defensas colgando atada con un alambre y la pasan…

      • tania dijo:

        Seguro que va el padre, el hermano, el amigo… y hacen la vista gorda,que hagan su trabajo pero para todos igual.

  4. Carlos Agenjo dijo:

    Inspección rápida y correcta. La cita previa no sirve de nada: en la recepción esperas la misma cola que todo el junto, te ponen encima del coche un cachirulo y tienes que volver a esperar con todos los demás. La cita es un engaña bobos, un timo.

  5. Toño Camarena dijo:

    Llevo acudiendo a esta estación desde que se inauguró, tengo 2 coches de mas de 10 años y un ciclomotor y todos ellos durante estos 4 años han ido siempre a esta estación. El trato siempre fué correcto, rapido y limpio. Pero esta ultima vez que he ido me a tocado un operario que parecia que estaba amargado, no saluda, habla para cuello de la camisa, malas caras, trato con desdén, contestaciones cortantes, mirada altiva como si el supiera mucho y tu fueras un pringao, resulta que que manda poner los 4 intermitentes y no le escuche bien (ruido del motor, eco en la nave, y el tio que habla para el cuello de la camisa), le digo ¿Que? para que lo volviera a repetir, y se acerca mete el brazo por la ventanilla, aprieta el botón y me dice condescendientemente “Se ponen aqui” Claro hombre, como soy gilipollas y hace solo 14 años que tengo el coche no voy a saber donde se ponen…Lo demás todo correcto, y rapido (sin colas, llegar y besar el santo que no tardé ni 10 minutos en salir) como suele ser lo habitual en esta estación, pero claro con este tipo de personal se le quitan a uno las ganas de volver. No les pedí la hoja de reclamaciones por el canto de un duro, y el mes que viene me toca pasarsela al otro, si me vuelve a tocar el mismo tipo con la misma actitud caera una hoja y me buscaré otra estación, porque ya traga uno con los 52 euros que te soplan, como para que encima te traten mal, ya lo que faltaba, para atender cara al publico hay que tener un minimo de educación y de respeto, minimo saludar o devolver el saludo, minimo no poner mala cara, y minimo tener paciencia con la gente y entender que no siempre te van a escuchar a la primera. El que no le guste que se vaya al monte con un rebañu cabras.

  6. Isabel Rodriguez dijo:

    Hemos ido a pasar la Itv,y después de esperar hora y media,todo estaba bien menos una luz de freno.Ahora cuando vuelva con la luz arreglada tendré que esperar otra hora y media,cuando solo tendrían que mirar la luz.Me parece injusto volver a esperar,mis horas también valen dinero

  7. Luis Guirao dijo:

    El día 10 de Marzo de 2016 fui a la sucursal de Itevelesa en Polanco (Cantabria) con una Puch Minicross TT de 1979 que tenemos en casa desde hace años en funcionamiento con las revisiones pertinentes pues se utiliza eventualmente, en casa tenemos 3 motos y 3 coches los cuales pasan revisión en esta sucursal desde que se abrió por ser cercana al lugar de residencia (con anterioridad acudíamos a la que se encuentra en el polígono industrial de Barros). Así pues, fui a pasar la ITV la cual había sido desfavorable (por un problema de ruido del tubo de escape únicamente) un mes antes y por razones de mal tiempo no acudí a pasar la revisión en el plazo y este caducó, fui con la moto con el problema de ruidos solucionado y acudí a Polanco conduciéndola desde un taller situado a unos 12 km. Al llegar realice el pago pertinente por que se me había pasado el plazo y esperando una cola de 20 minutos (pues eran alrededor de las 5 de la tarde y hacia buen día) accedí a la nave para que la revisión fuese realizada de nuevo (teniendo que ser esta completa de nuevo por haberse pasado el plazo), al entrar en la nave me dijeron que apagase el motor y esperase. Al cabo de 10 minutos vino un operario y me dijo que encendiese el motor para comprobar las luces (me costó 4 o 5 patadas hasta que arrancó, ya se sabe con motores antiguos en caliente), las luces estaban bien y el operario procedió a indicarme que debía situar la rueda delantera en el rodillo para las pruebas de frenado, se me volvió a parar la moto cuando acabo la primera rueda y la volví a arrancar sin percances esta vez para realizar la frenada de la rueda trasera, ambas frenadas fueron correctas. El problema llego cuando el operario me indico que bajase de la moto que había que hacer la prueba de velocidad y la iba a hacer el, la moto se le paró antes de llegar a colocar la rueda motriz en el rodillo y yo le dije que si hacia yo la prueba (pues se trata de mi moto clásica y me encuentro más cómodo manejándola yo), el sin escucharme se dispuso a arrancar el ciclomotor a patada, por la poca costumbre que debía tener de arrancar motos antiguas de arranque por palanca con las sucesivas patadas aceleraba a fondo durante el recorrido de la palanca ahogando el motor levemente sin dejarle arrancar pues solo se ha de acelerar cuando el motor parece que va a arrancar y para ayudar al ralentí se acelera en el momento que se oyen las primeras explosiones del cilindro al final del recorrido de la patada. Cuando el vio que no conseguía arrancar la moto tras unas 4 intentonas, me cedió los mandos y me dijo que la arrancase yo, procedí a acercarme y di la patada, cuando finalice el recorrido fui a acelerar levemente y percibí como el acelerador estaba muerto, el cable se había soltado o quebrado por la poca delicadeza del operario con sus dudosas prácticas de arranque por patada. En cuanto vi que el cable se había roto se lo dije y me dijo que así claramente no se podía continuar con la revisión, yo respondí que alguna vez anteriormente (hace unos dos años me paso al salir del instituto en medio de un chaparrón repentino) había ocurrido pero el problema estaba solucionado, me indico que procediese a salir de la nave y acudir a las oficinas, yo lo hice sin dudar pues pensé que él, conocedor de su culpa iba a realizar el procedimiento pertinente en estos casos de dañar los vehículos de los clientes. Espere unos 5 minutos y me llamo y me entrego el informe desfavorable y me dijo que tenía hasta el día 27 creo recordar para volver a pasar la revisión, atónito replique que si se exculpaba del problema con el acelerador que claramente él lo rompió y que por eso me paso los mandos al ver que lo había estropeado, estoy seguro de que si yo hubiese realizado las pruebas íntegramente nada hubiese ocurrido, pues siendo esta mi moto antigua yo conozco como se ha de arrancar y operar, el rápidamente me contesto que si quería dar parte al seguro del taller, yo respondí que sí claramente. El operario acudió a la oficina del ingeniero jefe que se encuentra delante del mostrador, dicho ingeniero hace unos instantes estaba hablando con un cliente que se encontraba en el mostrador con la puerta abierta, cuando el operario entró, cerró la puerta para salvaguardar la privacidad de sus palabras con el ingeniero. Al cabo de unos 5 minutos abre la puerta y me indica que pase al despacho en el que se encontraban el ingeniero jefe y el operario que tuvo el percance con mi ciclomotor. El ingeniero jefe me dijo que le expusiese lo ocurrido, yo se lo conté con la misma calidad de detalles que mis anteriores palabras, y el ingeniero siendo el único sentado en la sala me dijo que el acelerador le pude romper yo al pasarme los mandos el operario, yo respondí que eso era posible pero que no se daba el caso que yo me di cuenta del daño causado después de dar la primera patada pero sin haber tocado el acelerador sin contar que había recorrido 12 km sin problema alguno además de las 2 veces que arranque la moto dentro de la nave. El ingeniero con clara confianza hacia su subordinado me refuto mi versión mil y una veces dándome diferentes casos hipotéticos de los hechos redundando en un caso parecido al mío, no dándome ninguna solución a mi situación específica. Yo respondí que mi problema radicaba en que me encontraba lejos de mi casa con mi vehículo inutilizado por una avería menor (unos 10 euros) pero que no me permitía conducir la moto y sin la ITV resuelta por segunda ocasión habiendo llegado el vehículo a la nave en perfectas condiciones de marcha y uso, y que me podría venir a buscar mi padre alrededor de las 9 de la noche después de trabajar con la inútil espera que supondría para mí. El ingeniero me respondió que de eso no se iba a responsabilizar y me dejo claro que no iba a venir ni una grúa ni un taxi para llevarme a un taller o a mi casa y que no se responsabilizaba del arreglo. Después el operario allí presente objeto que no le extrañaba que el acelerador se hubiese roto pues había cinta aislante en él (algo no del todo correcto pues la cinta aislante se encuentra sujetando la funda del cable a la piña del acelerador pues la funda se desliza y deja el cable al descubierto), el ingeniero continuo apoyándose en la palabra de su empleado interrumpiendo mi oratoria explicando lo acotado en el paréntesis anterior sobre la observación tan espontánea y poco clara del operario. El ingeniero jefe volvió a dirigirse a mi preguntándome que cuales eran mis pretensiones, yo le expuse que querría salir de allí con la inspección resuelta y que si podrían hacerme la prueba de ruido sin el acelerador de mano, saltando la prueba de velocidad que se había hecho hace menos de un mes y que en este día no se pudo realizar por lo ocurrido ajeno a mi persona, El ingeniero me respondió que eso le resultaba una ofensa pues nada se iba a pasar por alto ni hacer la vista gorda en esa sucursal, en verdad puede ser que eso fuese demasiado osado por mi parte pero totalmente comprensible en aquellos momentos tan hostiles. Para finalizar la conversación, casi discusión, poco fructífera que tuve con el ingeniero jefe y persona al cargo del taller me dijo que si quería dar parte el seguro del taller avisándome de que probablemente y ante el precario estado, a su parecer, de mi Puch Minicross 79’ no recibiría ninguna compensación, yo le respondí con franqueza que por supuesto que quería dar parte, ágilmente el operario y él salieron a fotografiar a mi clásica que se encontraba en el aparcamiento, viendo yo desde un ventanal como hacían hincapié en la archiconocida cinta aislante y el carburador viendo como el operario señalaba este último. Volvieron a entrar a las oficinas y con rapidez realizaron el papeleo y dieron parte a su seguro tomando mis datos. Abandone el edificio y me acerque a mi moto sin prisa pues contaba con más de 3 horas de espera por delante, me quede observándola unos momentos cuando me percaté de que la funda del cable del acelerador a su llegada al carburador estaba con la capucha deslizada hacia arriba al igual que la funda dejando el cable al descubierto, mi retorcido pensamiento me llevo a discurrir sin tardanza alguna, que este fue deslizado con premeditación para mostrar un aspecto más descuidado ante los ojos de un observador por pantalla del cable acelerador de mi ciclomotor.

    Relato estos hechos, que me han ocurrido fortuitamente, en vista de advertir del mal resultado que puede provocar ceder el mando de su vehículo a un operario de ITV, no juzgo su profesionalidad, pero si su falta de cuidado en ocasiones, he de decir también que también poseo una Vespa SL 1975 y nunca he tenido problema con su ITV en esta sucursal, aunque a decir verdad siempre ha sido operada por mi dentro de la nave de pruebas. Si topas con algún problema de este tipo y la persona al mando no te trata como un cliente ni comprende la dependencia que tiene su empleo como ingeniero para con los clientes de estos talleres de revisión, siempre sufrirá tanto él cómo sus clientes episodios desafortunados e incomodos que llevan a escritos como este que solo provocan desagrado tanto al redactor como al destinatario. Añadir que yo tengo 18 años y siempre trate con cordialidad y sin soberbia a todos los implicados no percibiendo una respuesta tan relajada, más bien se me trato con desdén y cierta poca relevancia al ser joven.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Acepto los terminos y condiciones.